La AI cambiará la atención en el sector salud

397
inteligencia artificial salud
Publicidad[adrotate banner="6"]

Con la llegada de las Tecnologías de la Información y Comunicación (Tic), todas las actividades del ser humano han cambiado drásticamente la forma en que nos comunicamos, interactuamos y socializamos. Con este fenómeno, todas las ciencias y áreas de conocimiento han tenido que redefinir su papel en la sociedad y adaptarse a estos nuevos tiempos.

El desarrollo tecnológico de la información y la comunicación, ha conllevado a lo que se conoce como Inteligencia Artificial, que es una tecnología que se nutre de la información almacenada en diferentes dispositivos, que recoge experiencia y empieza de manera autónoma a generar soluciones tecnológicas a los diferentes sectores del mercado. “La Inteligencia Artificial (IA) es la combinación de algoritmos planteados, con el propósito de crear máquinas que presenten las mismas capacidades que el ser humano”

El sector de la salud no es ajeno a esta realidad, fuera de los avances tecnológicos, evolución en el manejo de tratamientos o nuevos procedimientos quirúrgicos, la Inteligencia Artificial, dará nuevas herramientas para lograr prevenir enfermedades futuras tomando en cuenta la ubicación y situación geográfica de los pacientes.

El Foro Económico Mundial, tomando en cuenta la llegada de la Inteligencia Artificial en el sector de la salud, realizó una aproximación a los cambios que el sector tendrá con esta tecnología, colocando el 2030 como parámetro.

Para el año 2030, la inteligencia artificial, tendrá acceso a múltiples fuentes de datos para revelar patrones de enfermedad y ayudar a su tratamiento y atención.

Los sistemas de salud, podrán predeterminar enfermedades que tengan las personas y proponer medicina preventiva.

Según el Foro Económico Mundial, La inteligencia artificial reducirá los tiempos de espera de los pacientes y mejorará la eficiencia de hospitales y sistemas de salud.

La inteligencia artificial a través del “Big Data “, podrá revelar patrones de gran cantidad de datos, almacenados en diferentes dispositivos, que el ojo humano nos los puede detectar. Esta información permitirá que los sistemas de salud sean realmente proactivos y predictivos.

La Inteligencia Artificial, nos servirá para identificar por medio de otros factores que influyen en nuestra salud, como es el caso de nuestro lugar de nacimiento, nuestros hábitos, niveles de contaminación hemisférica y otras condiciones, que son los determinantes sociales de la salud, podrán aportar con datos que podrían prevenir una enfermedad.

El Foro Económico Mundial manifiesta que, “en 2030, los sistemas de atención sanitaria pueden anticipar si una persona está en riesgo de desarrollar una enfermedad crónica, por ejemplo, y proponer medidas preventivas antes de que empeore”

Según la proyección al 2030, los hospitales estarán interconectados, para dar su atención a los enfermos agudos que tienen los tratamientos más complejos, mientras que los casos con menos urgencia, se observan y tratan en centros de atención ambulatoria.

Según el Foro Económico Mundial, los hospitales estarán conectados a una única infraestructura digital. Los puestos de control analizarán los datos clínicos y de localización para observar la oferta y la demanda en la red en tiempo real. 

Con la Inteligencia Artificial, se buscará una mejor experiencia de los pacientes y personal de un hospital, reduciendo los tiempos de espera, flujos de trabajo, y la recepción de información actualizada de procedimientos por parte de los médicos.

Con la información que se obtiene de cada paciente, se crean experiencias que se crean al profesional y al paciente, esto mejorará los resultados en términos de salud y mejora la estabilidad laboral y fiscal del sector.

En nuestra Realidad:

Ecuador pasa por una situación económica muy delicada, se manifiesta que, el sector de la salud en el país pasará por una etapa de contracción económica, que no permitirá crecer o peor aún innovar en tecnología y mejores servicios. Es importante, encontrar los caminos por medio de cooperación internacional, inversión estatal, o mayor liderazgo en el sector público y privado, para poder alcanzar las metas recomendadas por el Foro Económico Mundial.

FUENTES: Iberdola / World Economic Forum