Inyección tuvo una tasa de éxito del 95%

Publicidad

Los resultados finales del ensayo de la vacuna COVID-19 de Pfizer Inc. mostraron que su inyección tuvo una tasa de éxito del 95% y dos meses de datos de seguridad, allanando el camino para que el fabricante de medicamentos solicite una autorización de emergencia en Estados Unidos en unos días.

La tasa de eficacia de la vacuna, la más alta de todas las candidatas en ensayos clínicos de última etapa hasta el momento, complació a los expertos que ya habían dicho que los resultados provisionales que mostraban que la inyección de Pfizer tenía más del 90% de efectividad eran muy alentadores.

Pfizer dijo que hubo 170 casos de COVID-19 en su ensayo de más de 43 mil voluntarios y que solo ocho personas con la enfermedad habían recibido la inyección en lugar de un placebo, lo que significa que la vacuna tenía una tasa de eficacia del 95%. De las 10 personas que desarrollaron COVID-19 grave, una había recibido la vacuna.

«Los datos son muy sólidos», dijo Ian Jones, profesor de virología en la Universidad de Reading de Gran Bretaña. «Parece un verdadero contendiente».

Pfizer dijo que espera que el comité asesor de vacunas de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos revise y discuta los datos en una reunión pública que probablemente se llevará a cabo en diciembre.

El análisis final se produce apenas una semana después de que los resultados iniciales del ensayo mostraran que la vacuna tenía una eficacia superior al 90%. Moderna Inc. publicó el lunes datos preliminares para su vacuna, que muestran una efectividad del 94,5%.

Los resultados mejores de lo esperado de las dos vacunas, ambas desarrolladas con nueva tecnología de ARN mensajero (ARNm), han generado esperanzas de poner fin a una pandemia que ha matado a más de 1,3 millones de personas y ha causado estragos en las economías y la vida diaria.

Sin embargo, si bien algunos grupos, como los trabajadores de la salud, tendrán prioridad en los Estados Unidos para las vacunas este año, pasarán meses antes de que comiencen los despliegues a gran escala.

Pfizer dijo que la eficacia de la vacuna desarrollada con el socio alemán BioNTech SE fue constante en diferentes grupos étnicos y de edad, una señal de que la inmunización podría emplearse ampliamente en todo el mundo.

La eficacia en adultos mayores de 65 años, que corren un riesgo particular por el virus, fue superior al 94%.