Terapias innovadoras podrían reducir el riesgo de muerte

1292
terapias innovadoras podrían reducir el riesgo de muerte hasta en un 40%
Publicidad[adrotate banner="6"]

Al año se reportan más de 700 mil muertes por cáncer de hígado en el mundo, lo que la convierte en una de las principales causas de decesos por neoplasias. Sin embargo, de acuerdo con el Dr. Miguel Ángel Ticona, médico oncólogo, gracias a la nuevas terapias innovadoras podrían reducir el riesgo de muerte hasta en un 40%

“El tratamiento tradicional estándar consiste en la realización de una cirugía de trasplante y la aplicación de radioterapia y quimioterapia, pero cada caso es diferente. Con estas opciones innovadoras es posible personalizar el abordaje de cada paciente, según indicadores como fase de la enfermedad, causas, entre otros, a fin de brindarle una mejor calidad y expectativa de vida”, comenta el especialista.

El médico oncólogo explica que, los pacientes que se encuentran en las primeras fases de la enfermedad no presentan síntomas, por lo que este tipo de cáncer suele identificarse en fases avanzadas cuando el paciente presenta dolor abdominal, pérdida del apetito y del peso, náuseas y vómitos, entre otras.

Panorama del cáncer de hígado en Latinoamérica

El Dr. Ticona indica que, si bien en la mayoría de los países el cáncer hepático está relacionado con factores como la obesidad y el hígado graso, en Latinoamérica la mayoría de los casos se deben a infecciones virales como las hepatitis B y C.

“Otra diferencia de esta patología se encuentra en la curva de prevalencia.  Al igual que en el resto del mundo, hay una alta tasa de prevalencia en las personas de 60 a 65 años. Sin embargo, debido a su causa viral, existe otro pico en la población joven con edades comprendidas entre los 20 y 25 años”, agrega.

Ante esta realidad, el especialista resalta la importancia de fomentar la prevención a través de la vacunación (caso hepatitis B), el diagnóstico temprano y la incorporación de nuevas y mejores terapias, que permitan una recuperación más rápida del paciente y reduzcan los efectos secundarios como los que surgen cuando el tratamiento afecta tejidos u órganos sanos.